Caso de éxito con FORTIFI ™

FORTIFI ™ es un ecosistema integral de motores, sensores, hardware y software diseñado para monitorear y controlar los componentes que mantiene a los equipos de refrigeración en funcionamiento. Como resultado, el equipo se mantiene actualizado, funcionando eficientemente, permitiendo una reducción de costos de mantenimiento y un correcto monitoreo del estado de lo almacenado dentro del equipo de refrigeración.

Una de sus grandes ventajas es que como sistema, FORTIFI ™ puede ser instalado en casi cualquier equipo de refrigeración de los OEM o retrofits, a través de los servicios post venta o aftermarket que ofrecemos.

Recientemente sucedió con uno de nuestros clientes, con quien actualmente tenemos varias instalaciones en proceso. Ellos son Shoppers Drug Mart Corporation, la cual es una cadena de farmacias minoristas canadiense con sede en Toronto, Ontario. Tiene más de 1300 tiendas que operan bajo el nombre de Shoppers Drug Mart en diez provincias y dos territorios, y como Pharmaprix en Quebec. La cadena de farmacias pertenece al corporativo de Loblaw Companies.

La tienda a la que nos referimos esta justo al otro lado de la frontera de las Cataratas del Niágara, la cual cuenta con una instalación de un conjunto de unidades de refrigeración. Lo que pasó fue que el día lunes el sistema FORTIFI ™ nos envió una alerta: en uno de los motores, el nivel de potencia se redujo a casi nada, generó una alerta, y fue cuando pensamos: hay algo mal aquí…

Afortunadamente, el personal de Regal pudo comunicarse con el gerente de servicio de Shoppers Drug Mart que estaba administrando sus instalaciones y se le dijo que el motor que instaló hace día y medio, tiene algo malo, pues pensamos que la paleta del ventilador se cayó, probablemente. Lo instamos a que regresara y verificara pronto antes que se convirtiera en una emergencia.

Gracias a esta alerta, le explicamos que por ese breve periodo de tiempo, la temperatura en los equipos estaría bien, pero no se antendría así; si la paleta del ventilador está fuera de servicio, la bobina comenzaría a congelarse, el flujo de los otros ventiladores se cortaría y, finalmente, la carcasa empezaría a calentarse y luego tendrían un gran problema, pues para cuando llegue allí a verificar la persona encargada, la carcasa sería un gran bloque de hielo, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria, aunado a esto, tendrá que una larga consulta telefónica con el servicio técnico.

Entonces el gerente de servicio de la farmacia nos comentó que en realidad alguien tenía un técnico de servicio que estaba conduciendo cerca de la ubicación, y esa misma tarde, el técnico fue a la farmacia a revisar… le tomó 20 minutos en resolver la situación. Sin bloques de hielo formados, sin problemas de seguridad alimentaria, con un resultado realmente excelente en la prevención de una catástrofe con la mercancía de la farmacia.

Si no fuera por FORTIFI ™, la paleta del ventilador se cae del motor y pasa desapercibida para los empleados de la tienda; pues sin flujo de aire, esa sección del serpentín del evaporador comienza a congelarse, eventualmente la sección del serpentín estaría completamente encerrada en un bloque de hielo y la formación de hielo comenzaría creciendo a las secciones vecinas de la vitrina; con poco aire de apoyo de los ventiladores, la temperatura del producto en esta sección comienza a subir y como no hay otro sistema de monitoreo en esta tienda, los empleados deben verificar manualmente el aumento de temperatura (a menos que sean los mismos clientes quienes se den cuenta de la temperatura y se quejen con los empleados, lo cual tampoco es una situación ideal).

Gracias al avanzado sistema inteligente de monitoreo FORTIFI ™ se evitó que el técnico de servicio se encontrara con un serpentín evaporador encerrado en hielo y necesitaría de tres a seis horas para descongelar completamente y reparar el problema.

Si lo ponemos en números, tuvo un ahorro de $1,150 dólares. ¿Cómo pasó esto?

  1. En primer lugar, el costo promedio de la reparación con un técnico especializado es de 120 dólares por hora, considerando un promedio de tiempo de reparación se puede llevar 6 horas, nos da un resultado de $750 dólares.

  2. Agregamos a esto las pérdidas que se tengan en productos perecederos, $400 dólares.

  3. Dando un total de $1,150 dólares que el cliente pudo haber gastado, pero lo evitó gracias a FORTIFI ™.

Estos ahorros solo son por un incidente, y sabemos que estos se pueden repetir a lo largo del año, por lo que los ahorros son mucho más significativos.

Desde el monitoreo de los sistemas y motores de FORTIFI™ hasta los sensores y las etiquetas QR, nuestro hardware mantiene su equipo conectado a la nube digital para maximizar los beneficios de sus actividades de mantenimiento preventivo, todas trabajando juntas en perfecta armonía. Conoce lo nuevo en innovación de Regal® con FORTIFI™.

 

WhatsApp Contáctanos